Consulado de Venezuela: Noticias

 

Noticias

Los venezolanos son felices y valoran positivamente la participación comunitaria

Caracas, 01 Mar. AVN .- La mayoría de los venezolanos está dispuesta a mudarse a otras ciudades del país, cree en la participación comunitaria para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y manifiesta sentirse feliz, ser católicos pero no creer en los sacerdotes.

Esos son los elementos que distinguen a la sociedad venezolana, según reveló un estudio la Sociología del Gusto elaborado por el Grupo de Investigación Social XXI (GIS XXI).

La investigación, realizada entre el 26 de enero y el 2 de febrero de este año en todo el territorio nacional, tiene como objetivo explicar la realidad y dinámica de la sociedad venezolana, un ámbito de estudio inexplorado.

El director de la encuestadora, Jesse Chacón, explica que basados en los postulados del investigador francés Pierre Bourdieu, quien introduce elementos subjetivos en el análisis social, como el capital simbólico, económico, cultural y social, se puede conocer la orientación política de la sociedad venezolana, además de ser “una magnífica herramienta para la evaluación de la permeabilidad social de los valores y gustos asociados a la ideología”.

Desconcentración territorial

El estudio realizado por GIS XXI desmonta la tesis de que los venezolanos anhelan vivir en Caracas o en grandes ciudades.

Aun cuando 53% reconoce que se mudó a una localidad más grande por motivos laborales o familiares, la investigación demuestra que prefieren moverse a una localidad más pequeña. 8,4% preferiría irse al estado Mérida, mientras que sólo 5% optaría por la capital venezolana.

Chacón considera que en este aspecto deben realizarse estudios más profundos, pero entre los aspectos que influyen en la aspiración de los venezolanos para mudarse a Mérida destacan el clima y “el sosiego que genera la ciudad”.

“Este hallazgo nos permite concluir que Venezuela si tiene posibilidad de desconcentración territorial, si se dan las condiciones para trabajar y estudiar”, explica.

En cuanto al supuesto anhelo de los venezolanos de emigrar a otras naciones, el estudió reveló el apego que la población tiene con su tierra. 22% preferiría vivir en otros sitios de Venezuela y sólo 12% dijo que se mudaría a otras localidades del mundo.

Más felicidad

82% de la población venezolana se siente muy feliz. El motivo de esta sensación está asociado a los aspectos humanos, vinculados, principalmente, a su familia.

Chacón explica que el estudio arrojó que el principal motivo de orgullo de los venezolanos son sus hijos, con 44%, y -en particular- los éxitos académicos que estos alcanzan y el hecho de que sean buenas personas (25%). Mientras que el triunfo económico se ubica en el quinto lugar, con 7%.

Detalla que la interpretación de las felicidad en los estratos E y D es a través de los hijos. En el caso de la clase A, B y C es interpretada a través de mejoras económicas.

La fisura entre lo divino y lo territorial

Si bien 71% de la población se define como católica y otro 17% se identifica con alguna otra forma de cristianismo, principalmente evangélicos, llama la atención la poca credibilidad que tienen las autoridades eclesiásticas dentro de la sociedad: 56% no cree en los sacerdotes y 46% no cree en el Papa.

A su juicio, los casos de pedofilia en los que está relacionada la Iglesia Católica le ha restado credibilidad a la institución, mientras que en el caso venezolano la vinculación de la jerarquía eclesiástica en la dinámica política nacional ha generado rechazo en la población.

La participación comunitaria

El estudio también demostró que 84% de la población piensa que participar en actividades comunitarias genera beneficios a las personas.

Entre las razones que esgrimen los venezolanos para vincularse en este tipo de actividades destacan que 61% lo haría para ayudar a mejorar las condiciones de vida de la gente de la comunidad, 14% con la finalidad de obtener beneficios personales para sí o para la familia y 8% para conocer a otras vecinas y vecinos o “estar más integrados en la comunidad”.

“Este proceso ha permitido avanzar y entender que la participación es una forma de solucionar los problemas”, señala Chacón.

Retos de la sociedad venezolana

El director de GIS XXI expresa que aunque se ha logrado que el capital económico de los estratos más bajos de la sociedad aumente significativamente, este incremento no está acompañado de capital social, cultural y simbólico, atado a los valores del proceso naciente que se está gestando en Venezuela.

Chacón agrega que para transitar a la propuesta de una nueva sociedad es necesario entender que no sólo manejando materialmente a la sociedad se logrará la transformación sino reforzando los elementos sociales, culturales y simbólicos.

“Se sigue entendiendo la realidad social bajo la estructura del capitalismo tardío occidental. Los sueños de los estratos A y B difícilmente lo puede lograr el C”, indica.

Explica que estas diferencias pueden generar frustraciones, que serán interpretadas de dos formas. “La primera es que el sistema capitalista es el culpable de no realizarse completamente, pero el otro correlato que se puede interpretar, si no somos capaces de desarrollar nuestras estrategias en el marco de la cultura, simbólico y social, es que quien lo ha empujado económicamente es el mismo culpable de no seguir creciendo”, alerta.

 

Más noticias

Página anterior

Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela en Vigo

C/Velázquez Moreno Nº3. C.P.: 36201 - Vigo, Pontevedra - Tlfns: (34) 986 434 622  - Fax: (34) 986 435 629